Saltar al contenido
CurioSfera Recetas

Origen de las galletas

historia de las galletas

¿Conoces a alguien que no les gusten las galletas? Y es que existen con tal variedad de formas, sabores y colores, que es imposible resistirse a ellas, ¿verdad? Pero tal vez no sepas quién inventó las galletas ni que fue hace cientos de años. En CurioSfera-Recetas.com, te explicamos cuál es el origen de las galletas.

No te pierdas quién inventó el croissant

Antecesores de las galletas

Los romanos hacían galletas hacia el año 300 a.C.: se trataba de simples obleas planas y delgadas, generalmente de forma cuadrada y que se cocían dos veces, por lo que se llamaron en latín bis coctum, es decir, dos veces cocido, de donde proviene la palabra bizcocho.

Las galletas de la Antigüedad eran tan duras que más que un dulce era un medio de conservar el pan. Solían mojarse en vino para ablandarlas, y fueron muy populares en el mundo antiguo e imprescindibles para el viaje de los marineros.

También los legionarios las llevaban en sus alforjas junto con la conserva de pescado salado o carne cecina. Desde luego, en aquella época a nadie se le hubiera ocurrido endulzarlas.

Fue en la Edad Media cuándo se comenzaron a endulzar aquellas galletas primitivas. Pero no tuvieron el favor del público, que veía en ello una comida propia de marinos o el rancho de los soldados.

Nacimiento de las galletas

Fue hace poco más de un siglo cuando comenzó la moderna industria de las galletas. En la Navidad de 1902 miles de niños norteamericanos se despertaron con una nueva sorpresa al pie de sus árboles navideños: galletas en forma de animales como el bisonte, el elefante, el camello, el oso, el gorila, el dulce de moda, la golosina del momento.

Es cierto que la galleta nació en 1892 en Inglaterra, pero sin el éxito y resonancia que obtuvieron en Estados Unidos aquel año de 1902 en que causaron furor.

La firma Nabisco las presentó en forma de dieciocho animales. En la caja, diseñada por una de las más importantes empresas publicitarias de la época se reproducía una jaula con asa que la hacía atractivamente utilizable por los niños cuando ya las galletas ya se habían consumido.

Los fabricantes de los donuts, única golosina que se vendía de manera masiva desde mediados del XIX en América y Europa, vieron descender sus ventas con la aparición de las galletas. Era para alarmarse.

Un descendiente de Hanson Gregory, inventor del agujero de la parte central de los donuts, profetizó por aquel entonces: “Los días del bollo de aceite y de nuestro querido donut están contados: las galletas terminarán por devorarlos, no en vano han adoptado en nuestros días la forma y agresividad de todos los animales”.

Pero se equivocó, obviamente. La experiencia se encargó de demostrar muy pronto que todo podía convivir en el mercado.

Origen de la palabra galleta

Curioso origen el de la palabra galleta, término que no empezó a utilizarse en castellano hasta mediados del siglo XVIII.

Es una palabra de procedencia francesa, lengua que a su vez lo tomó de un término antiguo, galet, que equivalía a guijarro o canto rodado, por la forma chata de la galleta, parecida a la de las chinas de río. Más antiguo que la palabra es el producto.

Para finalizar, no te pierdas quién inventó las madalenas

¿Quieres saber más sobre alimentación y alimentos?

Desde CurioSfera-Recetas.com, esperamos que esta información te haya sido de utilidad.

Puedes acceder a otros artículos similares a Origen de las galletas, visitando la categoría alimentos.

Si te ha gustado, no dudes en compartirlo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook. 😊

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *